¿Como decorar la entrada de tu hogar? Lo que debes evitar

Todos sabemos que la entrada es como la carta de presentación de nuestro hogar y por tanto será la primera impresión que reciba cualquier invitado.
De esta manera hemos de ponerle un mimo especial a la decoración de la entrada o recibidor.

También tenemos que tener en cuenta que hablamos de uno de los espacios más complicados en cuanto a decoración, ya que se trata de espacios normalmente pequeños y con poca iluminación, por lo que supondrá un reto extra para conseguir un buen resultado final.

El primer consejo sería que debe de tener una continuidad con el resto de la casa y no por ser un espacio pequeño y un tanto especial, que no parezca que pertenece al resto del estilo del hogar.

Recibidor luminoso en colores claros

Hoy le vamos a dar la vuelta a la tortilla y vamos a enumerar 3 errores que no debemos cometer en la decoración de nuestra entrada o recibidor:

1- No debe estar excesivamente cargado ni tampoco vacio

Este es un error que vamos a encontrar en numerosos hogares, tanto por lo excesivo como por lo corto en decoración.
Esto nos lleva a buscar un equilibrio lógico, con los accesorios necesarios que nos den una sensación acogedora.
Esto evitará una sensación fria o por el contrario una sensación de agobio.


2- Evita que sea un espacio oscuro

En normal que el recibidor o entrada no tenga ninguna iluminación exterior, por lo que este será un problema que debemos de corregir.
Sin elegir una luz muy intensa, tenemos distintas opciones para hacer que la entrada tenga una iluminación suficiente, pudiendo jugar aquí con el estilo que más nos guste y los accesorios más convenientes (focos, lámparas de techo, de suelo, en el pequeño mueble de la entrada, etc...).


3- Vamos a elegir colores claros en los muebles

Debemos de evitar los colores oscuros. Esto va a colación de lo que hemos hablado hasta el momento, ya que los colores oscuros dan sensación de más agobio o menos espacio, además de restar en luminosidad.
Con los muebles claros parecerá que el espacio tiene más amplitud, además de contribuir en propagar la luz del mismo.
Para lograr esto, lo más natural es decantarse por colores como el blanco, el beige u otros con tonalidades claras.

Un recibidor práctico y sencillo

Como vemos, se trata de 3 sencillos consejos que no hacen más que seguir la lógica para mejorar el recibidor o entrada de nuestro hogar.

    Comentarios de Blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada