7 consejos para que nuestro jardín no sólo tenga malas hiervas.

7 Consejos para cuidar tu Jardín


1. A las hierbas les encanta el agua, pero no quieren nadar en ella.


Así que nos aseguraremos de que nuestras macetas ofrecen suficiente drenaje a las plantas. Las macetas deberán contar con uno o más agujeros en la parte inferior que le permitirá eliminar el exceso de agua.


2. No olvidemos las podas.


Recortar nuestras plantas con regularidad evitará que se hagan más grandes de lo que queremos  y florecerán más abundantemente. Tendremos en cuenta que no todas las plantas requieren  la misma poda, por ejemplo, la albahaca requiere mucho y perejil requiere muy poco, por lo que deberemos informarnos antes.



3. Alimenta el suelo con nutrientes.


No podemos dejar nuestra maceta o nuestro jardín sin alimento, la tierra va perdiendo nutrientes y debemos de abonarla para dar el alimento necesario a nuestras plantas, en el caso de macetas optaremos por fertilizantes líquidos o barritas, a ser posible orgánicos, y en jardín podemos optar por compuestos orgánicos en otros formatos como bolitas que deberemos de asegurarnos de mezclar un poco en el suelo. 

Hay cantidad de opciones de fertilizante en los centros de jardinería donde nos podrán aconsejar de tiempos de abono y cuáles son los mejores para nuestras plantas, pero como norma general podemos optar por el guano, un fertilizante natural procedente de las deposiciones de animales marinos, muy nutritivo para nuestras plantas.

4. La ambición te ciega.


El crecimiento de plantas a partir de semillas no es fácil, si somos novatos en el mundo de la jardinería, deberíamos comenzar con plantas en maceta, y poco a poco empezar a plantar semillas.


5. Debemos conocer lo que tenemos plantado.


No todas las plantas deben ser tratadas de la misma forma, el perejil requiere alta humedad, el cebollino no debe ser fertilizado en exceso, y así tantas y tantas especificaciones diferentes para cada planta. Hoy en día contamos con información en internet de todo tipo de plantas y esta información nos ayudara, no sólo a cuidarla bien, sino a colocarla en el sitio más adecuado para que la planta sea productiva, tanto en frutos como en flores.

6. No tienen luz suficiente.


Si la ventana o el balcón donde has colocado tus nuevas macetas está orientada al norte o no tiene al menos cuatro horas de luz al día, considera la necesidad de mover las macetas de lugar. Dependiendo de la cantidad de luz con la que gocemos en nuestro hogar, las opciones de plantas serán más o menos limitadas.

Consejos para cuidar tu jardín

7. ¿El riego es adecuado?


Los expertos nos indican que con respecto a los riegos que el agua debe suministrarse con menos frecuencia y más a fondo, y solo cuando el terreno está realmente seco.
Utiliza un dedo para verificar si hay humedad en la tierra de nuestra planta, si está seco más allá de su segundo nudillo, necesita agua, aunque esto es algo que podremos observar a simple vista.

Los riegos en maceta se deben hacer hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje y esta agua, a ser posible, deberá caer en un plato donde quede una pequeña cantidad de la misma que hidrate la planta más intensamente.


Sigue leyendo en Hogar 10: Jardineras de Flores en tu Jardín

    Comentarios de Blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada