Diseñando tu cocina en L (I)


Los diseños de cocina en L son realmente prácticos, sobre todo si tu cocina no es demasiado grande y además tienes un par de paredes anexas que puedes aprovechar. En la entrada de hoy os vamos a mostrar algunos ejemplos y a dar sugerencias sobre cómo aprovechar mejor el espacio y de paso  alegrarnos la vista.

Diseñando tu cocina en L (I)

Pasos previos

Antes de ponerse manos a la obra e independientemente de la forma que tenga tu cocina, debemos tener en cuenta algunos factores que son esenciales y que te ayudarán a tener un espacio más práctico y acogedor. Por ejemplo, en la foto de más arriba puedes observar cómo se juegan con los contrastes del color oscuro de los muebles y el brillante del aluminio en la frontal, mientras que el centro la cocina hace también las veces de mesa.

Diseños de cocina en L

Se trata de unos de los diseños que están más de moda actualmente, ya que nos permite añadir una mesa (también conocida como isla) en nuestra cocina. Si quieres unir cocina y comedor en un estilo loft también puedes hacerlo. Por todo esto, el diseño en L es quizás el que mejor se adapta a las peculiaridades de tu casa.

Diseñando tu cocina en L (I)

El triángulo de trabajo

Es el espacio que queda entre el frigorífico, el fregadero y la placa de la cocina. Si trazamos una línea imaginaria entre estos tres elementos encontramos lo que los expertos conocen como “triángulo de trabajo”. Es bueno que no estén demasiado separados entre sí, no solo por motivos estéticos, sino también prácticos, ya que nos ahorramos el tener que estar de un lado a otro, así lo tenemos todo más a mano. En este sentido, la línea imaginaria no debe superar los 6 metros, siendo las medidas perfectas de 90 centímetros para cada uno de estos elementos.


Sigue leyendo un nuevo post en Hogar 10: Cómo hacer de tu jardín un lugar maravilloso

    Comentarios de Blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario