Pintar Paredes de Rayas, hazlo tu mismo


PINTAR PAREDES A RAYAS



Son dinámicas y elegantes, y nunca pasan de moda. Nos referimos a las rayas o franjas, que en sentido vertical u horizontal decoran las paredes con encanto.

Para un efecto elegante, lo mejor es escoger varios tonos (tres como máximo) del mismo color. Las rayas horizontales y los verdes sutiles aportan serenidad a los ambientes.

Pintar paredes a rayas


¿VERTICALES U HORIZONTALES?


Depende de tu gusto, del tipo de habitación y del efecto que quieras conseguir. Las franjas horizontales aumentan la sensación de espacio, pero al mismo tiempo "bajan" los techos. Son idóneas para habitaciones amplias de techos altos en las que quieras lograr un efecto de armonía. También son más origínales que las verticales. Estas, por su parte, lograrán que tus habitaciones parezcan más altas y aportarán sensación de movimiento. 



En esta foto se han empleado pinturas metalizadas para crear un suntuoso ambiente de inspiración oriental, tipo chill out. Si te apetece hacer algo parecido, decora solo una pared (o el zócalo) para evitar sobrecargar el ambiente.

Pintar paredes a rayas

DISTINTAS COMBINACIONES Y CONSEJOS PRÁCTICOS


Los tonos degradados, como los verdes de la página anterior, funcionan siempre bien. Pero también podemos ser más atrevidos con la pintura, y sin embargo lograr igualmente efectos elegantes e intemporales.

1. Para obtener el verde de la foto, mezcla pintura plástica blanca con unas gotas de colorante amarillo, unas gotas de azul y unas gotas de ocre. Puede que tengas que añadir también un poco de negro. Si no te atreves, lleva la revista a una tienda que tenga sistema tinto métrico para el mezclado de pinturas. Pide que te preparen el color más oscuro y haz tú mismo los otros dos añadiendo pintura blanca.

2. Pinta toda la pared con la pintura verde más clara. Da dos manos y deja secar perfectamente. Coloca cinta de carrocero en sentido horizontal, dejando la franja superior en verde más claro. Pinta el resto de la pared {zona inferior) con el color medio y deja secar. Pon otra tira de cinta más abajo, midiendo el ancho de la franja que quieras dejar del color más oscuro. Pinta la base aplicando dos manos y retira la cinta.

3. Para esta propuesta hemos elegido unas atrevidas pinturas metalizadas que combinan el tono plata con el bronce. La marca Titán tiene toda una gama de pinturas de este tipo que te vendrán genial para crear este efecto.

4. Sobre la pared pintada de blanca, coloca la cinta y pinta con la pintura plateada. Tendrás que dar dos manos y dejar secar. Quita la cinta, colócala de nuevo cubriendo los bordes de las franjas plateadas y aplica el color cobre. Nosotros hemos utilizado una almohadilla especial, con el mismo ancho de la franja (puedes medir la almohadilla y delimitar las franjas en consecuencia) y fácil de utilizar, pero también puedes usar rodillo o brocha.

5. Atención al detalle: en esta habitación, los objetos decorativos se han pintado con las mismas pinturas metalizadas que la pared para lograr un efecto muy especial. Los jarrones, la lámpara, la fuente redonda,.. También están pintados a franjas horizontales. Inspírate en la idea para crear un rincón contemporáneo.


EL ALIADO IMPRESCINDIBLE



Nos referimos, por supuesto, al nivel. Puedes usar el clásico nivel de burbuja, que nunca falla pero resulta más incómodo, o emplear un nivel láser. Estos aparatos se fijan en cualquier lugar gracias a su pinza y proyectan tanto las verticales como las horizontales, por lo que te serán de gran ayuda para trazar las franjas. No hace falta que dibujes líneas en la pared: puedes colocar directamente la cinta de carrocero siguiendo la línea de luz.




Sigue leyendo un nuevo post en Hogar10.net: Cómo hacer de tu patio un jardín paradisíaco

    Comentarios de Blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario