La iluminación en las habitaciones de estudio

 En otras ocasiones hemos hablado de la importancia de la iluminación en el hogar, en cuanto a cómo condiciona la forma de ver y de habitar en cada uno de los espacios, resultando fundamental como un elemento más en la decoración. Tanto de manera física, como en la red en páginas del estilo de tienda lamparas-en-linea.es tenemos a nuestro alcance un catálogo ilimitado para conseguir el resultado ideal en nuestro proyecto de decoración.

En el día de hoy nos vamos a enfocar en la iluminación de estancias dedicadas al estudio o el trabajo, en las que nos vamos a encontrar con escritorios y puntos del mismo donde se trabaja o estudia durante un buen número de horas y en las que necesitamos iluminar de manera preferente algunos puntos fundamentales de la estancia.


Lámparas de escritorio


Uno de estos elementos fundamentales en la iluminación de estancias de estudio, trabajo o simplemente de lectura, son las lámparas de escritorio que tendremos que enfocar desde diferentes puntos de vista como son por ejemplo, el de la iluminación, el de la salud, el del gasto, etc...

¿Cómo elegir la mejor lámpara de escritorio?

Para estos casos, no necesitamos una luz excesiva ni tampoco blanca. Lo más recomendable es contar con una luz cálida, que enfoque de manera suficiente la zona de estudio y que resulte lo más agradable posible para cuidar nuestra salud ocular y permitirnos largas jornadas sin tener un "sufrimiento" extra por la concentración que vamos a necesitar.

Si bien, vamos a tener a nuestro alcance un número ilimitado de opciones para elegir nuestra lámpara de escritorio, podemos empezar por valorar el entorno donde esta se va a instalar, es decir, vamos a tener en cuenta los colores de la estancia y el mobiliario y el estilo de estos para elegir una lámpara acorde a los mismos.

La iluminación va a depender en gran medida de la bombilla que utilicemos. Aunque son varias las opciones a nuestro alcance, una bombilla led será la que más alargue en el tiempo su vida útil y al mismo tiempo la que menor consumo tenga, por lo que ésta podría ser una buena elección.

Si hablamos del estilo, vamos a encontrar lámparas de acero, madera, clásicas, infantiles, minimalistas... en definitiva cualquiera que se ajuste al diseño general de la habitación y al tamaño del escritorio donde vamos a utilizarla. También puede ser un punto a valorar su posible movilidad, ya que si nos resulta fácil desplazarla, es posible que se pueda utilizar de manera puntual en otros lugares.


Tu lámpara de escritorio


A modo de resúmen, a la hora de elegir nuestra lámpara de escritorio vamos a darle una importancia fundamental a la salud, ya que vamos a estar un buen número de horas delante del escritorio, estudidando o trabajando, por esta razón, pondremos especial atención a elegir la iluminación perfecta para nuestras necesidades. Y como cuestión final, que se ajuste de la mejor manera al estilo y decoración de la estancia y el lugar donde se va a colocar con un tamaño adecuado.

¡Vamos a por tu lámpara de escritorio¡

Telas para decorar: Un mundo de posibilidades

 

Al decorar no solo una casa, sino cualquier espacio que bien puede ser una oficina o un sitio público como un banco o la sala de espera de un consultorio médico, las telas forman parte importante de todo el conjunto y a veces, esto ni se nota porque forma, al final, parte del todo.

Sin embargo, sin textiles de diversos tipos es imposible darle vida a ningún espacio: No hay decoración sin telas. Cortinas, ropa de cama, cojines, tapices, cobertores, toallas, manteles, servilletas. Todos estos elementos esenciales en el diseño están hechos con telas y son imprescindibles.

La importancia de las telas en la decoración

Las telas de diversas texturas, diseños y grosores representan la diferencia en cada ambiente. En sanluishogar.com se ofrecen todo tipo de textiles para cada necesidad. Desde unas cortinas para el salón, hasta las telas de la tapicería para los sofás de una lujosa oficina.

¿Cuál es la importancia de las telas en los proyectos de decoración? Pues es vital. Telas con colores relajantes o claros como azules, blancos, beige o colores neutros brindan un espacio confortable y de relajación.

Los tejidos gruesos o nórdicos proporcionan confort en días de frío. Un sofá tapizado de rojo, naranja, a cuadros o rayas es el punto dinámico y central de cualquier salón, pero si este es negro, marrón o azul marino representa más sobriedad y serenidad.

Unas cortinas finas y vaporosas en una ventana grande permiten el paso de la luz y si se combina con muebles claros y sencillos da sensación de clima primaveral, pero si se necesita un lugar más sobrio se logra con cortinas gruesas, tapizados de terciopelo verde oscuro o azul y muebles clásicos de madera.

Telas adecuadas logran hacer que la decoración de cada ambiente se transforme por completo. Una cama con solo sábanas es solo una cama más, pero si se le agrega un edredón y algunos cojines se le confiere una personalidad especial.

Sobre la resistencia de las telas, se puede decir por ejemplo, que un sofá donde hay niños o mascotas conviene tapizarlo con loneta porque es más resistente, fuerte y se lava mejor que el terciopelo y la seda que no deben usarse si hay peques o animales porque son delicados y hay que buscar personal altamente calificado para su limpieza.

Cómo usar bien las telas en la decoración

Ya se ha visto la importancia que pueden tener los textiles en la decoración de los diversos espacios de la casa. Pero, ¿cómo usar bien las telas a la hora de decorar? Conviene seguir las siguientes indicaciones:

Qué sean el punto de partida de la inspiración

Las telas pueden ser un accesorio como unos cojines, pero también el punto de partida de todo el estilo de la decoración y esto se da, por ejemplo, con cortinas que combinen con el edredón de una cama o con el tapizado de un sofá.

Las diversas telas en una decoración brinda la paleta de colores alrededor de la cual crear todo el ambiente en una estancia determinada. Una cortina, una colcha, la alfombra o el tapizado de un sillón pueden ser el punto que de inicio a la decoración del resto del ambiente.

Se pueden mezclar patrones y texturas, pero no colores

Cuando se establece el elemento clave para iniciar toda la decoración y se tiene clara la paleta de colores (que no deben ser muchos) conviene apegarse a ella. Se pueden mezclar patrones con esos tonos y también texturas, pero si se agregan muchos colores se verá el ambiente abarrotado.

Usar como accesorios

Los accesorios en textiles como colchas, edredones, cojines, manteles, tapices y otros agregan detalles a toda la decoración, por eso conviene recurrir a ellos como elementos adicionales.

Un ejemplo podría ser un dormitorio con cortinas y mantas azules, sobre las cuales descansa un cabecero de cama blanco y de cuerpo, pues los cojines que se coloquen sobre la cama bien podrían blancos de diversas texturas y la alfombra que se halle bajo la cama y la enmarque también podría ser blanca y todos los elementos formarían un conjunto que combina.