Renovar las sillas con un nuevo tapiz


Es muy común ponerse a repintar las paredes del hogar y darle un nuevo aspecto a este, sin embargo cuando lo hacemos tal vez nos demos cuenta de que el color que queremos no encaja del todo con los muebles, y es que estos también se desgastan con el tiempo y necesitan un repintado. Uno de los muebles que mas se deterioran son las sillas debido a que son usadas cada día para comer, es por eso que hoy voy a hablar de como renovar las sillas y darles un aspecto nuevo simplemente poniendo un nuevo tapiz sobre ellas y como debes hacerlo.

sillas-tapiz-nuevo

Darle un aspecto totalmente nuevo a nuestras sillas es sumamente fácil y es una opción que debería tenerse en cuenta antes de decidir comprar sillas nuevas, con el desembolso económico que ello conlleva. A continuación podrás comprobar como tapizar tus sillas es realmente sencillo y no es necesario comprar unas nuevas, ahorrando así un buen dinero y dándole a tus sillas un nuevo aspecto.

Por lo general, las sillas presentan un almohadillado el cual es muy fácil de retirar, Una vez se ha retirado el armazón hay que descoser la tela que lo envuelve,  ya sea hecha de paja, de tiras superpuestas unas sobre las otras o tiras de madera. Hay que remover toda la envoltura textil que cubre el almohadillado de la silla.

Si el relleno de dentro estuviera deteriorado, también habría que proceder a retirarlo y cambiarlo por completo por uno nuevo, este material se puede intercambiar muy fácilmente por goma espuma, ya que es blanda y sirve para el propósito y además se adapta a cualquier superficie. Una vez que se haya retirado tanto el recubrimiento como el relleno, solo si hiciera falta hacerlo, se puede proceder a colocar el nuevo tapiz en la silla. Trata de elegir un tipo de tela que quede bien con la silla, acorde, de la misma forma para el color o el dibujo trata de que sintonice totalmente con el color de la pared y los colores de los demás muebles del salón.

tapiz-sillas


Una vez que tengas escogida la tela que quieres, tienes que cortar el trozo de tela lo suficiente para que este solo sobresalga por los extremos del asiento pero quedando la tela bien tensada, para que no se hagan arrugas mas tarde. Una vez lo consigas, clava las tachuelas, estas deben ser de unos 10 a 12 mm, de esta forma anclarás la nueva tela al asiento.

Una vez hayas recubierto el acolchado con la nueva tela y hayas puesto las tachuelas y todo quede fijado, solo queda colocar el asiento a la silla y disfrutar de tu nuevo tapiz, a juego con las paredes del salón. Con unos sencillos pasos habrás conseguido un nuevo aspecto para tus sillas y que estas parezcan nuevas, haciendo que hagan juego con los demás elementos del salón según tu gusto personal, sin necesidad de haber comprado sillas nuevas para ello. Ahora solo queda disfrutar del trabajo hecho y poner orden al salón para que luzcan bien.


Sigue leyendo un nuevo post de decoración en HOGAR 10: 8 Grandes Sillas que han hecho historia

    Comentarios de Blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario