Cómo hacer fundas para el sillón (II)


Habíamos visto en la entrada anterior los beneficios de usar una funda para los sillones y el sofá y también que podíamos encontrarlas en cualquier establecimiento textil. El problema no es tanto las medidas como el diseño, es decir, que busquemos algo en concreto que no esté disponible en ningún lado. Llegados a este punto no nos queda otra que ponernos manos a la obra y confeccionar nuestra propia funda.

Cómo hacer fundas para el sillón (II)

Eligiendo la tela

Lo más importante que debes tener en cuenta es la elección de la tela, de la que va a depender todo el proceso final. Y a diferencia de las fundas, hay telas para todos los gustos y colores, tamaños y texturas distintas. No vas a tener problemas en encontrar los que buscas y poder realizar la combinación de tonos que habías soñado.

Y además, estas telas son mucho más baratas que sin compraras la funda en sí, sobre todo si acudes a un comercio de mayoristas. Si nunca antes has cogido una aguja, quizás sea conveniente practicar un poco con alguna manta o sábana vieja que no vayas a usar. Una vez que hayas cogido confianza, es el momento de elegir los materiales.

Cómo hacer fundas para el sillón (II)

Consejos sobre colores y materiales

Tienes que tener en cuenta a la hora de elegir el color si tu sofá o sillón va a tener más pelea de lo normal (por ejemplo, si tienes un gato en casa o niños pequeños). En caso afirmativo, te advertimos que los colores claros y lisos son los que más se ensucian, ya que cualquier mancha o roce va a ser fácilmente perceptible.

Entre los materiales más adecuados para fabricar nuestra funda encontramos las telas de loneta, chenillas o microfibras, todas ellas son buenas opciones. Los estampados y los oscuros, al contrario que los colores claros, nos van a ayudar a ocultar mejor las manchas.


Sigue leyendo un nuevo post en Hogar 10:  Cómo hacer fundas para el sillón I

    Comentarios de Blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario